Blog

El primer video blog de cirugía plástica de España

lifting de papada o cervical

Lifting de papada: recupera la definición de tu rostro

¿Tienes de la piel flácida debajo de tu barbilla? El lifting de papada, también conocido como ritidectomía cervical, es un procedimiento cada vez más popular para quienes desean recuperar la definición y juventud en su rostro. Esta técnica, mínimamente invasiva, elimina el exceso de piel y grasa bajo el mentón, proporcionando un perfil más estilizado y armonioso. En este artículo, exploraremos en detalle los beneficios, el proceso y la recuperación del lifting de papada, ayudándote a decidir si es la opción adecuada para ti.

¿Qué causa la papada?

La papada puede ser causada por varios factores. El envejecimiento es una de las principales razones, ya que con el tiempo la piel pierde elasticidad y los músculos se debilitan, resultando en una papada. La genética también juega un papel importante, ya que algunas personas tienen una predisposición hereditaria a acumular grasa en la zona del cuello. Además, el aumento de peso puede llevar a la acumulación de grasa bajo el mentón, mientras que una pérdida de peso rápida y significativa puede dejar la piel flácida. Incluso una mala postura puede contribuir, ya que puede debilitar los músculos del cuello y el mentón, facilitando la formación de una papada. Entender estas causas es esencial para prevenir y tratar eficazmente la papada.

¿El lifting de papada es para todo el mundo?

El lifting de papada es adecuado para personas que tienen piel flácida o exceso de grasa en el área del cuello y la barbilla y desean una apariencia más juvenil y definida. Sin embargo, no es un procedimiento adecuado para todo el mundo. Es importante que los pacientes sean evaluados individualmente por un cirujano plástico experto para determinar si son buenos candidatos para el procedimiento. Factores como la salud general, la calidad de la piel, las expectativas realistas y la ausencia de condiciones médicas que puedan complicar la cirugía o la recuperación son esenciales para asegurar buenos resultados. En algunos casos, otras alternativas pueden ser más adecuadas. El cirujano valorará las opciones disponibles y ayudará a los pacientes a tomar una decisión informada.

Lifting de papada antes después

lifting de papada antes y después
lifting de papada antes
lifting de papada después

¿Con el lifting de papada hay que hacer previamente una liposucción?

No siempre es necesario realizar una liposucción antes del lifting de papada, pero en algunos casos puede ser recomendable. La liposucción se realiza para eliminar el exceso de grasa localizada en el área del cuello y la barbilla, por encima del músculo, lo que puede ayudar a mejorar los resultados del lifting. Si hay una cantidad significativa de grasa, la liposucción puede proporcionar un contorno más definido y armonioso. La decisión de incluir liposucción se basa en la evaluación individual del paciente por parte del cirujano, considerando factores como la cantidad de grasa, la elasticidad de la piel y los objetivos estéticos del paciente.

¿Cómo se realiza el lifting de papada? ¿La operación es dolorosa?

El lifting de papada se realiza generalmente bajo anestesia general o local con sedación. El cirujano realiza incisiones estratégicas debajo de la barbilla y/o detrás de las orejas para retirar el exceso de piel y grasa, y tensar los músculos subyacentes.

Aunque el lifting de papada puede causar molestias y dolor postoperatorio, estos son generalmente temporales y manejables con la medicación adecuada y el cuidado postoperatorio. Si tienes alguna preocupación específica sobre el dolor o el procedimiento, es importante discutirlo con tu cirujano antes de la operación.

¿Existen riesgos y complicaciones al eliminar la papada?

Como con cualquier procedimiento quirúrgico, eliminar la papada mediante un lifting de cuello conlleva ciertos riesgos y posibles complicaciones. Entre los riesgos más comunes se incluyen:

  • Infección: Aunque rara, una infección puede ocurrir en el lugar de la incisión. Es muy importante seguir las instrucciones de cuidado postoperatorio para minimizar este riesgo.
  • Hematomas y moretones: La acumulación de sangre debajo de la piel puede causar hinchazón y moretones. La mayoría de las veces, esto se resuelve por sí solo, pero en casos severos puede necesitar intervención médica.
  • Asimetría: Después de la cirugía, puede haber una falta de simetría en el contorno del cuello o la mandíbula.
  • Cambios en la sensibilidad: Algunos pacientes pueden experimentar entumecimiento en la zona tratada, que generalmente es temporal, pero en raros casos pueden ser permanente.
  • Reacciones adversas a la anestesia: Los riesgos asociados con la anestesia, aunque poco frecuentes, incluyen reacciones adversas y complicaciones respiratorias.
  • Cicatrices: Aunque los cirujanos intentan hacer las incisiones en áreas discretas, siempre existe la posibilidad de cicatrices visibles.
  • Problemas de cicatrización: Factores como fumar o tener ciertas condiciones médicas pueden afectar la capacidad de cicatrización del cuerpo, llevando a cicatrices más pronunciadas o infecciones.

Es fundamental valorar todos los posibles riesgos y complicaciones con un cirujano estético experto antes de someterse al procedimiento para tomar una decisión informada y prepararse adecuadamente para la recuperación.

lifting de papada en hombres

¿Cuánto tiempo dura la recuperación del lifting de papada?

La recuperación del lifting de papada varía entre los pacientes, pero generalmente se puede esperar un tiempo de recuperación de dos a tres semanas. Durante este período, es importante seguir las indicaciones del cirujano, evitar realizar deporte y asistir a todas las citas de seguimiento. Los primeros días después de la cirugía suelen ser los más incómodos, con hinchazón y moretones que disminuyen gradualmente. Es común llevar una prenda de compresión para ayudar a reducir la hinchazón y apoyar los tejidos.

La mayoría de las personas pueden volver a sus actividades normales después de dos semanas, aunque la inflamación residual puede tardar varias semanas en desaparecer por completo. Seguir una dieta saludable y evitar el consumo de tabaco y alcohol también puede acelerar el proceso de recuperación y mejorar los resultados finales. Es fundamental mantener una comunicación abierta con el cirujano para abordar cualquier inquietud durante el proceso de recuperación.