Home > Cirugía Plástica > Cirugía de Mamas

Aumento de pecho

¿Qué es la Mamoplastia de aumento?

La mamoplastia de aumento (Aumento de pecho) se puede utilizar para realzar el contorno del cuerpo, corregir una reducción en el volumen de la mama después del embarazo o tras una pérdida de peso importante, equilibrar una diferencia entre el tamaño de las mamas o como cirugía reconstructiva tras una intervención mamaria.
 
Quiero una cita

¿Soy una buena candidata para un aumento de pecho?

Si consideras que necesitas una Mamoplastia, te invitamos a consultarlo con nosotros. Queremos escucharte y que nos cuentes qué deseas conseguir. El Dr. Paloma y su equipo te explicarán en detalle el procedimiento, mostraremos fotos de antes y después del aumento de pecho y hablaremos contigo de los resultados reales que puedes esperar. 
Disponemos de la última tecnología en simuladores (VECTRA X3, Crisalix) que nos ayudarán a comprender tus deseos y a conciliarlos con los posibles resultados. También te puedes informar sobre el precio del aumento de pecho para tu caso concreto. Abajo te proporcionamos una introducción a lo que puedes esperar de un aumento de pechos.

La cirugía del aumento de pecho


En el aumento de pecho, el cirujano hace una pequeña incisión bajo el pecho (submamaria), en la axila, o alrededor de la areola mamaria. Se introduce un implante que se coloca detrás de la glándula mamaria y, dependiendo de cada caso concreto, el cirujano decidirá colocar el implante delante, o bien detrás del músculo pectoral. El aumento de pecho habitualmente se realiza bajo anestesia general y dura unos 40 minutos.
 

«Mi experiencia personal ha sido muy satisfactoria. Cien por cien aconsejable. A todas las que les surjan dudas, decir que en la operación no te enteras de nada y el post operatorio muy agradecido, no me enteré, no era consciente que estaba recién operada. El trato personal inmejorable. «

Carla Ad.

Antes del aumento de pecho


Una vez decidida y antes de realizar la cirugía de aumento de pecho realizaremos visitas previas donde podrás aclarar las dudas que te puedan surgir así como detallar las pautas a seguir tanto antes como después de la cirugía. Revisaremos las pruebas preoperatorias y tu historia médica y quirúrgica con el fin de que la intervención se realice con la máxima seguridad posible. El tabaco está totalmente desaconsejado en cualquier cirugía, por lo que se recomendará dejar de fumar un tiempo antes de la cirugía. e deben seguir una serie de pautas que detallará el especialista durante las visitas previas a la intervención. Así mismo, existen algunos fármacos que pueden interferir en el curso de la cirugía y del postoperatorio, por lo que deben ser suspendidos.
 

Después del aumento de pecho


El día después de la operación de aumento de pecho podrás irte a casa. Durante los tres primeros días llevarás un vendaje muy ajustado y no podrás hacer ningún esfuerzo y tendrás que limitar los movimientos con ambos brazos. El vendaje se retira al cabo de tres días del aumento de pecho y se sustituye por un sujetador que tendrás que llevar día y noche durante un mes. Aproximadamente cuatro días después de la intervención de aumento de pecho, podrás hacer vida normal, siempre y cuando sea tranquila y sedentaria: trabajar, conducir, etc. A partir de un mes, podrás empezar a realizar ejercicio físico aunque hasta los tres meses no podrás practicar ejercicios de impacto. Se realizará una revisión a los 10 días de la operación, momento en que se retirarán los puntos (dos en cada mama).

Los resultados


Podrás realmente apreciar los resultados de un aumento de pecho después del primer mes cuando las mamas ya no estarán tan sensibles e hinchadas. Las cicatrices serán de color rosa durante unas seis semanas pero poco a poco, con la maduración de la cicatriz, ésta se hará cada vez más clara e imperceptible. Durante el proceso de cicatrización, que depende mucho del tipo de piel, te daremos pautas de cuidado de la cicatriz para mejorar su calidad y que se vea lo menos posible. En nuestras manos, no suelen haber muchas complicaciones relacionadas con el aumento de pechos. Puede haber hematomas, infección o intolerancia de suturas que se pueden tratar fácilmente y de forma rápida para minimizar cualquier repercusión en tu salud o en resultado de tus pecho. Aparte de estas complicaciones menores la complicación más frecuente es la retracción capsular. El cuerpo envuelve el implante con una capa de tejido conjuntivo que normalmente es amplia y de paredes finas, pero en algunos casos se vuelve gruesa y da lugar a una sensación de dureza poco natural. Esto pasa en alrededor del 10% de las pacientes que se hayan sometido a un aumento de pecho y puede corregirse rompiendo la capa con maniobras externas o, mediante la misma vía de la intervención resecando esta capa. No existe una causa clara en la formación de la contractura capsular, siendo la teoría más extendida la infección por bacterias de la piel. Para evitarlo, además de minimizar la manipulación del implante y de extremar las medidas de esterilidad, impregnamos el implante con una solución antibiótica, minimizando así al máximo la aparición de retracción capsular.
 

Antes y Después

 
Haz clic para ver las fotos de antes y después de la intervención

Prótesis anatómicas: 220 grs
Plano submuscular
Incisión: surco submamario

Prótesis redondas: 295 grs derecha y 275 grs izquierda
Plano subfascial
Incisión: surco submamario

Prótesis anatómicas: 245 grs
Plano submuscular
Incisión: surco submamario

Prótesis anatómicas: 285 grs
Plano submuscular
Incisión: surco submamario

Prótesis anatómicas: 195 grs
Plano submuscular
Incisión: surco submamario

Prótesis anatómicas: 295 grs
Plano submuscular
Incisión: surco submamario

Prótesis redondas: 200 grs
Plano submuscular
Incisión: surco submamario

Prótesis anatómicas: 220grs
Plano submuscular
Incisión: surco submamario

Conoce nuestro simulador virtual

Preguntas frecuentes sobre el aumento de pecho

¿Qué tipo de prótesis existen?

Si nos fijamos en la forma, las prótesis pueden ser redondas o anatómicas, que simula el perfil mamario. En cuanto al material, en nuestro entorno las prótesis de gel de silicona son las implantación mayoritaria. En EEUU también se utilizan las prótesis de suero fisiológico.

¿Cómo saber cuál es la más adecuada para cada cuerpo?

En la elección de la prótesis mamaria ideal, parámetros como el contorno torácico, la altura y las dimensiones mamarias son fundamentales. Sin embargo, son los deseos de la paciente junto al criterio del cirujano plástico los que acaban determinando el volumen final.

¿Qué material es el mejor para una prótesis de pecho?

Los implantes mamarios de gel de silicona son los que aportan mayor experiencia y seguridad, además de una textura similar al tejido mamario. El gel de silicona permite darle una forma más anatómica y estable, si es necesario. La gran variedad de formas permiten escoger el modelo más acorde a la anatomía del pecho de la paciente.

¿Cómo escoger la talla adecuada?

La talla adecuada será aquella que satisfaga el volumen deseado dentro de las posibilidades que sugiera el cirujano plástico para conseguir un resultado armónico. La comunicación entre cirujano y paciente, así como un estudio preoperatorio exhaustivo son los pilares para conseguir los resultados deseados.

¿Cuál es la mejor manera de colocar los implantes?

Existen tres vías de acceso habituales para la colocación de implantes mamarios. El surco submamario ofrece una cicatriz oculta en el surco sin manipulación de la glándula mamaria, al igual que la vía axilar. A través de la areola es necesario seccionar la glándula mamaria para la colocación del implante mamario. La elección de la vía dependerá de la indicación del cirujano plástico y las preferencias de la paciente.

¿Cuáles son los motivos por los que la gente suele operarse?

Los motivos que llevan a una paciente a realizarse una cirugía mamaria pueden ir desde alteraciones del desarrollo mamario ( asimetría mamaria, hipoplasia mamaria, mama tuberosa, síndrome de Poland…), reconstrucción mamaria tras cáncer de mama y finalmente, el deseo de mayor volumen mamario y de mejora de la imagen personal.

¿Cuál es la época ideal del año para someterse a esta cirugía?

Cualquier época del año es buena para realizar un aumento mamario, siempre que se sigan las recomendaciones del cirujano/a. Sin embargo, en verano las altas temperaturas y mayor exposición solar hacen más incómodo el postoperatorio.

Tras la cirugía, ¿es posible dar el pecho?

El aumento mamario no contraindica la lactancia. Si bien, en el caso de las prótesis colocadas por la areola, la cicatriz en la glándula mamaria puede dificultar la lactancia, y la posible disminución de la sensibilidad en el pezón puede disminuir el estímulo y que la producción de leche sea menor. Las prótesis colocadas por el surco o la axila no suelen provocan complicaciones durante la lactancia.

Conoce nuestro vlog